DEJAR DE COMPLACER/AGRADAR A LAS PERSONAS

Si alguien está quejándose de ti, no lo tomes como algo personal (le está hablando a su propia Alma). Date cuenta, que a todo el mundo no le vas a gustar y eso está bien. Date amor propio y eso hará que estés fuerte ante las opiniones de los demás.

SABER CUANDO DECIR NO

Establece límites y cúmplelos. Esta es tu vida. Tu cuerpo, el espacio y el tiempo personal son tus templos sagrados. Así que piensa cuidadosamente lo que hace con ello.

DEJAR DE ALIMENTAR A LA BESTIA

No es tu responsabilidad, solucionar los problemas de otras personas (respeta el libre albedrío, por mucho que te duela) especialmente, cuando las personas realmente no quieren que sus problemas se resuelvas. Espera a que soliciten tu ayuda. Cuanta más atención das a los problemas de las demás personas, menos resolución tendrán.

RETORNA A LA NATURALEZA

A veces, lo que realmente necesitas es un respiro de todo. Guarda un espacio/tiempo para ti solo/a en un lugar tranquilo como la naturaleza. Puedes meditar, respirar, simplemente estar…

RECUERDA QUIÉN ES RESPONSABLE DE TI

Tú eres la única persona que tiene algo que decir de cómo te sientes. Tú eres 100% responsable de lo que permites que te influya en tu vida (emociones, pensamientos, palabras, acciones…). Tu propia percepción de ti mismo/a es más poderosa, que la que tenga otra persona sobre ti. Una vez que eres responsable de tus sentimientos, te liberas de la influencia de los demás. Toma el control de las decisiones y sé positivo en tu vida. Ámate a ti, lo suficiente como para saber decir que no, donde quiera que estés.

error: Contenido protegido !!

Pin It on Pinterest

Share This
X