CAMBIA TUS ACCIONES:

Si puedes pregúntate el para qué de lo que te ocurre, es importante para transmutarlo.

SÉ AGRADECIDO:

A la mayoría de las personas, les gusta quejarse cuando algo malo les ocurre. Cuando tomas consciencia de que todo pasa para algo, bendecirás todas y cada una de tus situaciones.

REVISA TUS INTENCIONES:

La intención que pones en lo que haces cuenta mucho y afecta al karma (acciones negativas) o beneficia al Dharma (acciones positivas).

PENSAMIENTOS:

Si piensas en alguien con Amor, os beneficiaréis mutuamente de esta vibración. Sin embargo, si te preocupas, estás ansioso/a; creas una energía densa y pesada en tu vida.

IMPRESIONES:

Cualquier experiencia traumática o negativa, tendrá un impacto en tu campo de energía y dejará una huella. Estas impresiones también te pueden bloquear. Una vez detectado el bloqueo o shock, acude a un terapeuta profesional

EMOCIONES REPRIMIDAS:

Los sentimientos reprimidos, pueden impedirte sentir y expresar tus emociones. Expresa todo lo que sientas, escribiéndolo en un papel y ayudarás a que no se estanquen.

LAZOS KÁRMICOS:

Trabaja corte de lazos con personas/objetos/patrones/comportamientos y poder recuperar tu energía y esencia (trabajar el desapego). El tener lazos kármicos con alguien, no es bueno ni malo, simplemente significa que has pasado tiempo con esa persona, circunstancia… y para seguir avanzando puedes trabajar el desapego consciente/inconsciente.

error: Contenido protegido !!

Pin It on Pinterest

Share This
X