Te colocas en una posición que te resulte cómoda.

Respiras profundamente 3 veces sintiendo cómo la energía de Luz fluye a través de ti.

Inhalas profundamente la energía de la Tierra, desde tu perineo y vientre y mandas esta energía a la Glándula Pineal.

Visualizas como la Pineal da vueltas en todas direcciones, llenado de Luz los dos hemisferios.

Tu cerebro está completamente iluminado.

Respiras reteniendo el aire 3 segundos y al exhalar Decretas:

“ACTIVO MI GLÁNDULA PINEAL”.

Se vuelve a realizar este proceso dos veces más.

 

Ahora respiras desde la corona, inhalando la energía del cielo y llevándola a la pineal.

Retenemos la respiración 3 segundos y al exhalar Decretas:

“ACTIVO MI GLÁNDULA PINEAL”

(vuelve a realizarlo dos veces más).

 

Respiras desde tu Pineal, inhalando esa energía fusionada Cielo/Tierra, llevándola al Corazón.

Retén el aire tres segundos y repite por última vez:

“ACTIVO MI PINEAL”

(realízalo dos veces más).

 

En este momento, visualiza un haz de luz que sale desde tu frente y pecho, activando tú Tercer Ojo y poder de visión.

Respira una vez más sintiendo esta activación y expandiendo a tu alrededor esa energía.

Pin It on Pinterest

Share This
X