Es una capacidad innata, que tienen todas las personas para aprender en las diversas circunstancias de su vida y salir reforzadas.

El crecimiento personal, es una forma de vida que hace que no te estanques y siempre crezcas internamente ayudándote a conocer tus emociones, pensamientos, sensaciones, tu forma de relacionarte contigo y con las demás personas.

Esta forma de vida aprovecha todos patrones de comportamiento, para beneficiarte en tu día a día. Por ejemplo, saber cuándo usar la energía de la agresividad, para llevar a cabo un proyecto y utilizar esa fuerza para poder realizar con ÉXITO tus objetivos.

Todas tus emociones, si sabes para qué sirven y cómo poder usarlas, te ayuda a desarrollarte en tu día a día, tanto a nivel personal, como social, laboral, familiar…. Y esto te ayuda el crecimiento personal.

El crecimiento personal, es un proceso en el cuál tomas contacto con tus recursos y potencialidades, que te permiten maximizar tu rendimiento y capacidad de disfrute, en todos los ámbitos.

Es conveniente acudir a un profesional de terapias para el crecimiento personal y que te acompañe en tu proceso de cambio, conocimiento y transformación.

¿Cuándo acudir a un profesional de terapias de crecimiento personal?

  • Cuando te sientas perdido/a o bloqueado/a
  • Cuando no sepas como solucionar un problema (laboral, familiar, amor…)
  • Para guiarte en tu camino de empoderamiento
  • Cuando acumulas muchas emociones y pueden llegar a afectarle a tu salud
  • Cuando te sientas desbordado/a
  • Cuando quieras mejorar tu calidad de vida
  • Cuando quieras cambiar o modificar hábitos perjudiciales para ti
  • Cuando te sientas cansado/a, con estrés o agobiado/a
  • Cuando quieras adoptar nuevas ideas o formas de pensamiento, que te generen comportamientos y actitudes saludables
  • Para emprender con ÉXITO tus proyectos
  • Cuando tengas dudas
  • Cuando quieras hacer algo distinto con tu vida y estás dispuesto a salir de tu zona de confort

Qué beneficios del crecimiento personal:

  • Mejorar la calidad de vida
  • Ser cada día una mejor versión de ti
  • Detectar creencias limitantes
  • Aprender a gestionar tus emociones
  • Reducción del estrés
  • Desarrollar DONES
  • Mejorar la comunicación contigo y con las demás personas
  • Aprender a establecer objetivos y metas realistas
  • Mayor bienestar y calidad de vida
  • Descubrir tus propias necesidades y deseos
  • Fortalece tu autoestima
  • Ayuda a superar tus límites
  • Menos drama en tu vida
  • Equilibrio
  • Empoderamiento
  • Mayor bienestar mental, emocional y físico
  • Mayor conocimiento
  • Saber cómo reaccionar y cómo interactuar con distintos tipos de personar, para evitar conflictos innecesarios
  • Felicidad
  • Más consciencia
  • Desarrolla las habilidades personales y relacionales

Algunas claves para mejorar tu crecimiento personal:

  • Saber hacia dónde te quieres dirigir, qué quieres modificar o mejorar en ti
  • Establecer metas a corto y medio plazo
  • Decidir cuáles son las acciones, para poder cumplir ese objetivo
  • Cuidar tu cuerpo, mente, energía, emociones…
  • El error nunca existe, todo es aprendizaje para mejorar la vida

Técnicas y estrategias, para llevar a cabo tu crecimiento personal:

  • Conocerte a ti mismo/a: es importante que sepas, cuales son tus cualidades, debilidades, lo que quieres conseguir, quién quieres ser, lo que no te hace feliz y lo que te hace feliz. Es importante, conocer cómo respondes emocionalmente a los distintos acontecimientos que suceden en tu vida.

Hazte estas preguntas: ¿hacia dónde está yendo mi vida, estoy satisfecho/a, me siento realizado/a…?

  • Responsabilizarte de tu vida: actitudes como la queja, el victimismo, culpar a las demás personas… son actitudes irresponsables que te llevan al inmovilismo, a no cambiar y a no responsabilizarte de tu propia vida.
  • Crea un plan de acción: descubre qué profesión te motiva, conocer qué requisitos o formación necesitas, para trabajar en aquello que te gusta. Adquiere las competencias necesarias. Párate a analizar tus metas concretas y así conseguir tu objetivo.
  • Salir de la zona de confort: enfréntate a lo que te da miedo y desafíate, haciendo algo totalmente distinto ya que has podido comprobar, que lo que estás haciendo actualmente no funciona. Pregúntate ¿qué te frena, de qué me sirve pensar esto? ¿qué evidencia hay de que esto sea así?, a veces los límites solo están en tu mente.
  • Revisar tus hábitos: es importante analizar aquellos hábitos que no te benefician, los que te impiden avanzar o frenan tu crecimiento personal.
  • Busca acompañamiento profesional: existen personas cualificadas, para poder acompañarte y guiarte en tu proceso, con técnicas específicas y efectivas, que ayudarán a que consigas tu objetivo; desarrollándote y creciendo a todos los niveles.
error: Contenido protegido !!

Pin It on Pinterest

Share This
X