Cuelga una ristra de 12 cabezas de ajo detrás de la puerta principal de tu casa, para prevenir que los ladrones entren a robar a tu hogar.

 

Sacado del libro: Magia blanca para el hogar, de Llum Montangue
X