Llena la bañera con agua caliente y vierte en ella medio kilo de bicarbonato y medio kilo de sal marina.

Remueve el agua hasta que los minerales se hayan disuelto perfectamente y date un baño de media hora.

Durante el baño, es conveniente que de vez en cuando contengas la respiración y te sumerjas totalmente bajo el agua durante unos 5 segundos.

Es importante irse a dormir inmediatamente después del baño, por lo que se recomienda tomarlo antes de dormir.

 

Este ritual te ayuda a deshacerte de las impurezas y baja vibraciones adheridas a tu cuerpo Astral y también te servirá para equilibrar el campo electromagnético de tu cuerpo.

 

Sacado del libro: Magia blanca para el hogar, de Llum Montangue.

X