Según la tradición china, para evitar que el dinero se escape rápidamente de nuestras manos, debemos mantener las tapas del retrete siempre bajadas y los desagües del lavamanos y la bañera siempre con el tapón. Pintar la pared interior de la puerta del cuarto de baño de color negro o pegar un círculo negro. Lavar los cristales de las ventanas con una mezcla de amoníaco y vinagre.

Sacado del libro: Magia blanca para el hogar, de Llum Montangue

X