Cuando tengas un día bastante pesado, tengas alguna discusión o desacuerdos con tu pareja, algún amigo o familiar y sientas mucho dolor en tu corazón  busca una piedra y entierra tus penas

 Busca una piedra   del tamaño de tus problemas, tómala con tus manos y descarga toda tu energía negativa en ella.

 Entiérrala y pídele a nuestra madre que con amor te ayude a transmutar esos problemas y te permita fluir en armonía nuevamente.

 Tápa el hoyo  y encima ofrenda como muestra de agradecimiento un poco de miel de abeja   y flores   para endulzar tu corazón y abrir paso de forma amorosa a nuevas energías.

error: Contenido protegido !!

Pin It on Pinterest

Share This
X